Los Rituales

   TÚ Y NOSOTROS debemos seguir una Liturgia. En el mundo helénico este término no tenía las connotaciones religiosas actuales, sino que hacía referencia a las buenas obras que algún ciudadano hacía en favor del pueblo.
   Por ejemplo, si en un jardín se marchita una flor, debemos seguir una Liturgia con diferentes Rituales, cada uno con un por qué: Primero meditaremos y reflexionaremos sobre el hecho en sí. Después decidiremos si cuidamos la flor para que se restablezca o la cambiamos. En cualquier caso, actuaremos en consecuencia, intercambiando la Energía Negativa por la Positiva y a fin de encontrar la mejor solución. De esta forma, el jardín mantendrá la armonía y el equilibrio deseados.
Imagina que este jardín fuera tu interior o tu conciencia y las flores fuesen el Amor, el Trabajo, la Salud, la Paciencia…